El exotico Hotel Marigold

Buenos dias curiosos como bien sabreis el pasado  21 de marzo llegoa los cines españoles El gran hotel Budapest, la nueva película del genial director Wes Anderson. Una pelicula cuya  trama esta mezclada de intriga, aventuras y ambientada en la Europa de entreguerras y protagonizada por el concierge y el lobby boy de un exclusivo hotel enclavado en la ficticia República de Zubrowka . Pero, ¿dónde está Nebelsbad, ese pueblo de cuento entre montañas situado en territorio con nombre de vodka polaco? ¿y el hotel? ¿son reales?

2

Pues sí, existen,  la película está rodada en Görlitz, encantadora ciudad del este de Alemania situada junto a la frontera checo-polaca, así como en otras localizaciones de Sajonia. Para el majestuoso Gran Hotel Budapest, protagonista indiscutible del film, Anderson tomó como inspiración el Grandhotel Pupp de Karlovy Vary, en la República Checa. Para recrearlo se valió por un lado de las abandonadas galerías comerciales Gorlitzer Warenhaus de Görlitz, que restauró con objetos de los años 20 traídos de distintos rincones de Europa y por otra parte, del Corinthia Grand Hotel Royal Budapest, del que, cuanto menos, Anderson se inspiró para la fachada del hotel y el título de la película . La combinación de estas localizaciones dan vida a un hotel casi mágico por el que pasan un imponente reparto de actores.

hotel budapest

Görlitz ha sido escenario de numerosos rodajes de Hollywood -de hecho algunos la llaman Gorliwood– sobre todo de producciones ambientadas en la Segunda Guerra Mundial como Malditos bastardos de Quentin Tarantino, El lector, protagonizada por Kate Winslet, o la reciente La ladrona de libros. El funicular que da acceso al Gran Hotel Budapest, desafortunadamente es una maqueta, y su deliciosa pastelería Mendl´s, también forma parte de la ficción pero está inspirada en Demel, la famosa pastelería de Viena y primera parada de Billy Wilder cada vez que pisaba suelo austriaco. Las montañas y el resto de paisajes pseudo-alpinos toman como referencia la obra del pintor del siglo XIX Caspar David Friedrich, cuyo estilo queda inmortalizado para la ocasión por el artista Michael Lenz en el fresco que preside el restaurante del El gran hotel Budapest creado por Wes Anderson.

No cabe duda de que el fantástico universo de Wes Anderson y esta película,100% recomendable, despiertan el espíritu viajero de cualquiera. Por eso, sino teneis planes para esta semana santa no os olvideis de ir al cine. Esperamos ansiosos vuestras opiniones por aquí, por twitter  @1000lugarespord o por facebook.

www.facebook.com/1000lugarespordescubrir.com

Y no os olvidéis “no se recuerdan los días, se recuerdan los momentos” (Cesare Pavese)

 

 

Anuncios

Acerca de Asunsf

Me encanta viajar, conocer otras culturas y costumbres. Para días grises, paraguas de colores.
Esta entrada fue publicada en arte, aventuras, cultura, Curiosidades, familia, hoteles, imprescindibles, jovenes, noticias, Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s